Pizarnik

poeta-argentina-Alejandra-Pizarnik_LRZIMA20130607_0088_4

Por Elena Méndez

Tus versos taciturnos

cortaban el aire.

Arrancaste la camisa de fuerza

con alas tan feroces

como tu canto adolorido.

Dormiste para siempre

tu rabiosa locura,

empuñando el remedio

en tu mano diminuta.

Deja una respuesta